Conducir provoca lumbalgia, ciática y hernias discales ¿Cómo resolverlo?

¿Al conducir tienes dolor de espalda? Este malestar tan común es un signo de que algo no anda bien en tu columna vertebral, dado que puede causar problemas severos de pérdida de movilidad por nervios involucrados detrás de la columna que a su vez afectan funciones en órganos importantes, lo que sólo podrá corregirse con métodos invasivos como una cirugía.

El sedentarismo es una de las principales causas para la lumbalgia, ciática, hernias discales, entre otros problemas de columna, por lo que una postura incorrecta al conducir desencadena estos padecimientos.

Sumado a esto las constantes vibraciones que repercuten directamente en la columna, el estrés por los riesgos que se corren al manejar o por el tránsito, hacen que sea una actividad en la que se acumula mucha tensión para los músculos profundos de la espalda que no se relajan por sí mismos durante el descanso.

¿Qué hacer si el dolor de espalda no mejora o ya tienes ciática, lumbalgia o hernia discal?

Para eliminar esta molestia se debe atender el problema de raíz localizado en los músculos profundos ubicados a los costados de la columna que tienen aprisionados a los cartílagos intervertebrales y nervios que pasan en esta zona donde masajistas y quiroprácticos no lo logran llegar con sus dedos.

Entre los métodos no invasivos, eficaces y sencillos para aplicación en casa, los médicos y especialistas recomiendan el uso de Cordus, que logra relajar esta zona de difícil acceso.

Al eliminar la tensión, Cordus libera a los discos de cartílago entre las vértebras que se regeneran reduciendo hernias discales y se dejan de oprimir a los nervios que producen el dolor lumbar o ciático.

También es recomendable el consumo de suplementos para regenerar los cartílagos y hacer habitualmente ejercicios y estiramientos para mantener el buen tono muscular de la espalda.

 

0

Your Cart